Share

La mallorquina Alba Torrens se corona con la plata Mundial

La mallorquina Alba Torrens se baña en plata en la final del Mundobasket celebrado en Turquía. Además, junto con su compañera de selección, la exjugadora del PDV Sancho Lyttle, fue incluida dentro del quinteto ideal del Campeonato. Todo ello supone un broche celestial a un Mundial para enmarcar tanto de la balear como de la selección nacional. Un combinado que ha llegado al grado de excelencia en el deporte de la canasta gracias a un técnico que pasó hace una década por Mallorca y que cada verano nos visita, Lucas Mondelo.

►No escribiremos de la final, por Tony Tenerife. Hacer la crónica de un partido que todo el mundo ha visto, sería ir directamente a lo fácil. A estas alturas de la película, y con las carpetas ya recogidas y las copias de seguridad ya realizadas, llega el momento de escribir sobre dos nombres propios. Vamos por partes.141005_alba-torrens1

►Alba Torrens, una jugadora de dibujos animados. Hace muchos años, en plenas fiestas de Sant Roc en Alaró, una persona muy cercana a la familia de Alba me contaba que la niña ‘que es casí tan alta como yo’ se iba a Barcelona, al Segle XXI. Que tenía que verla jugar. Que era una pasada. Tardé tiempo en verla. Concretamente cinco meses. En Esporles, en un torneo que por aquel entonces cada año organizaba el club esporlerí, y en donde la selección balear U14 jugaba.

Allí la ví. Y en ese momento ya pensé ‘parece de dibujos animados’. Pese a su poco peso, sabía hacer de todo. Y bien. Y con el mismo talante que años después sigue mostrando sobre las canchas. Desde entonces, su carrera deportiva fue dando pequeños pasos: Celta de Vigo, Perfumerías Avenida, Galatasaray… y ahora Ekaterimburgo. Y entre y entre, la selección española. De eso, ya todo el mundo ha escrito y leído muchas cosas. De lo que quizás no sepa mucha gente es como es Alba Torrens. Es por ello que contaré una tontería, que bien vale como imagen de lo que es Alba.

Mes de Julio, creo que de hace tres años. Recién llegada de Turquía, y con su rodilla maltrecha tras la escalofriante lesión sufrida por Alba con el Galatasaray en un partido de competición europea. Cojeando de forma clara, en el pabellón de Bunyola, tras repartir sonrisas y autógrafos en el Campus ViuBàsquet de mi buen amigo Miquel Ballester, llegó el momento de la entrevista. Y qué narices, fue una charla super agradable.

Alba huye del estereotipo de estrella al uso. Sencilla, muy terrenal, las preguntas se convirtieron en una conversación distendida, en el que dejó bien a las claras que de una forma u otra, su carrera continuaría pese a la lesión que sufrió. Y verla ahora, con la plata mundial y en el quinteto ideal del Campeonato no deja de producir por mi parte una gran satisfacción.

Supongo que su próximo paso será la WNBA. Y quién sabe si un día disputar de verdad, en igualdad de opciones, el oro a Estados Unidos. Pero, esa es otra historia que espero escribir algún día. Mientras tanto, enhorabuena Alba.

►Lucas Mondelo, pizza y caña. He de reconocer que con Lucas, puedes pasar horas y horas hablando de baloncesto … y de lo que haga falta. Una buena pizza y una cañita para acompañar, y el resto lo ponen nuestras cabezas. Lo que empezó hace más de una década con la siempre complicada relación entre entrevistado y entrevistador es, a día de hoy, una amistad basada sobretodo en el respeto mútuo.

Su paso fugaz por Mallorca no fue justo. Pero, de eso no quiero escribir. No vale la pena. De lo que si quiero contar es como es Lucas. Amigo de sus amigos, metódico, estudioso hasta la exageración del deporte de la canasta, entre porción y porción de pizza, él mismo lo reconoce ‘soy un enfermo del baloncesto’. Bendita patología. Supongo que tiene ‘tablet’. Los que me conocen, saben porque lo digo. Pero, lo suyo es la pizarra y el trabajo de vestuario en los partidos. Para la tecnología y otras hierbas, están otros.

Al igual que Alba Torrens (que es por parte de Lucas una de sus debilidades a nivel deportivo), Mondelo también ha sabido dar los pasos necesarios. No le han regalado ni los buenos días en su trayecto, primero por las selecciones inferiores, clubes de LF2, Liga Femenina, etc., ni menos ahora que todos son palmaditas en la espalda. Él sabe de sobra que el halago debilita y que la memoria en el deporte es muy corta. La Plata Mundial se puede volver en plomo de recortada. En España, el deporte nacional sigue siendo la envidia.

Por lo que conozco a Lucas –y eso que vernos, nos vemos más bien poco- y por lo que sé, solo puedo decir que gracias a él, me sigue gustando el baloncesto. Y todo a pesar de que muchos se empeñen de lo contrario …. Ahora, a Lucas Mondelo le tocará descansar. Seguramente, en Mallorca si la liga China no se lo impide. Cuando yo descanse, igual planificamos con Miguel Ballester la próxima pizza y caña. Gracias Lucas por hacernos disfrutar y creer en el deporte de la canasta.

Leave a Comment

Website Protected by Spam Master