Share

Ferrer se disputará el torneo de Cincinnati ante Federer

ferrerEl español David Ferrer, sexto cabeza de serie, mantuvo su marcha triunfal en el torneo ATP Tour Masters 1000 de Cincinnati al ganar con autoridad por 6-3 y 6-2 al francés Julien Benneteau, numero 41 del mundo, y logró el pase a la gran final.

Ferrer, de 32 años, que consiguió el sexto triunfo en los 10 enfrentamientos que ha tenido con Benneteau, de la misma edad, jugará la final ante el suizo Roger Federer, segundo cabeza de serie, que se impuso al canadiense Milos Raonic.

Ferrer se ha enfrentado quince veces a Federer y en todos los duelos ha caído derrotado. La final de Cincinnati será la tercera que Ferrer dispute esta temporada después de haber ganado la de Buenos Aires y perdida la de Hamburgo.

Ferrer confirmó que ha recuperado su mejor nivel de juego y sólo necesitó una hora y 12 minutos para imponerse a Benneteau, que nunca pudo con el saque del tenista de Jávea y la consistencia de su servicio, que no perdió ni una sola vez, por cuatro de su rival.

Desde el inicio del partido se comprobó que Ferrer llegaba en plenitud con su saque, mientras que Benneteau mostró inconsistencia, algo que aprovechó el español para en el tercero romperlo y ponerse con la ventaja de 2-1 y volverlo a hacer en el noveno con el que sentenció.

El partido ya estaba prácticamente decantado para el tenista español que en el segundo aseguró aun más su saque, no dio ni una sola oportunidad de rotura a Benneteau, que de nuevo vio como en el cuarto juego perdía el suyo y el parcial de 3-1 reflejaba la superioridad del tenista de Jávea en la pista central.

Ferrer imparable seguía colocando su primer saque con una eficacia cercana al 70 por ciento y lo propio hizo con el segundo para que de nuevo en el octavo y decisivo le rompiese por segunda vez el saque a Benneteau.

El tenista francés salvó un 0-40, pero Ferrer en la cuarta pelota de partido aseguró la victoria y reservó fuerzas para la gran final de mañana, la primera que disputa este año en un Masters 1000.

Ferrer para llegar a la final tuvo que superar al alemán Philipp Schreiber por 6-7 (4), 7-6 (4) y 7-6 (4), en lo que fue el encuentro más duro al tener que superar dos pelotas de partido (15-40) en la segunda manga con un marcador de 5-6.

Luego llegaría el duelo contra el ruso Mikhael Youzhny, verdugo del francés Jo-Wilfried Tsonga, ganador del pasado torneo de Toronto, y Ferrer, que en los ocho enfrentamientos anteriores había perdido cinco, esta vez fue muy superior a su rival al que ganó por 7-5 y 6-0.

Ferrer alcanzó los cuartos de final y ahí tuvo que protagonizar el duelo con su compatriota y amigo Tommy Robredo, al que también derrotó por 6-4, 3-6 y 6-3 para llegar al partido de semifinal frente a Benneteau, el penúltimo obstáculo antes de poder aspirar a un nuevo título de campeón.

Al margen de cual sea el resultado de la final Ferrer tiene ya asegurados 313.240 dólares de premio en metálico y 600 puntos, que le permitirá superar al checo Thomas Berdych en el quinto puesto de la clasificación mundial de la ATP.

Fácil victoria de Federer
Por su parte, Roger Federer alcanzó la final del torneo al vencer en la semifinal por 6-2 y 6-3 al canadiense Milos Roanic.

Federer, que tiene la mejor marca de la historia de la ATP en los torneos Masters con 303 victorias, disputará su segunda final consecutiva después de haberlo hecho el pasado domingo en Toronto, y también será la sexta que dispute en Cincinnati.

Federer no pudo comenzar mejor el partido al romperle el saque a Roanic, el fuerte de su tenis, en el segundo juego y a partir de ese momento se puso con 3-0 y culminó el dominio con la segunda rotura en el octavo para el 6-2.

La superioridad de Federer fue completa en el primer set al ganar los 16 puntos de su saque, sin darle ninguna opción a Roanic para que pudiese reaccionar.

El tenista canadiense intentó la remontada en la segunda manga y aguantó su saque hasta el octavo juego cuando de nuevo surgió el toque magistral de muñeca de Federer y con su resto de revés cruzado hizo estragos hizo posible el pasar de 0-40 a romperle el saque a su rival.

Federer con su saque no hizo ninguna concesión y aseguró la victoria que le puso de nuevo a las puertas de lo que puede ser su sexto título en Cincinnati después de haberlo ganado en el 2005, 2007, 2009, 2010 y 2012.

El exnúmero uno del mundo, que buscará mantener perfecta su marca de finales y títulos ganados en Cincinnati, convierte al torneo en el séptimo en el que ha llegado a la gran final seis o más veces.

marca.com

Leave a Comment

Website Protected by Spam Master