Share

El Mallorca se hunde cada jornada más

El RCD Mallorca contra el Real Zaragoza por dos a cero en un partido espeso en el que los goles en contra llegaron cuando mejor estaban los de Karpin y que supone un nuevo varapalo a los intereses isleños por salir del pozo de la clasificación.

Empezó el partido con pocas ocasiones de peligro aunque que los equipos se acercaban a las áreas, el Zaragoza con diagonales de sus dos puntas y el Mallorca triangulando y progresando por las bandas. El juego, en la mayor parte de este periodo, fue poco vistoso por la abundancia de faltas y la presión adelantada de los dos equipos lo que se tradujo en mucho juego en el centro del campo y ninguna ocasión clara de gol.

Esta dinámica se rompió en el 30 cuando una falta cometida por Kasim en el borde del área, que le costó la amarilla, hizo que Cabrero se empleara a fondo para sacar el balón de la misma línea de gol. El rechace, que quedaba franco al William fue enviado con la punta de la bota por el propio Kasim. Los siguientes minutos fueron del Zaragoza, con un juego más fluido que le permitía encerrar a los de Karpin y tener varias oportunidades. Al Mallorca le costaba mantener la posesión del balón y los locales adelantaban líneas y ganaban todas las segundas jugadas. En los últimos cinco minutos apenas hubo juego, entre faltas y balones a banda se llegó al descanso.

En el segundo periodo el Mallorca junto líneas y atrasó su posición basando su juego ofensivo en la salida rápida a la contra a través de Asensio y Pereira, sobre todo. El Zaragoza, ante el repliegue rival, no tuvo otra opción que probar desde lejos sin peligro. El partido estaba espeso pero en el 68 Asensio prueba a Whalley desde lejos obligándole a enviar el balón a córner, la jugada posterior fue letal porque en tres toques Jaime se plantó ante Cabrero y con un recorte puso el uno a cero en el marcador. El gol espoleó a los isleños que, tirando de casta se acercaron a la meta rival. Fue en estos minutos cuando los bermellones dieron más sensación de peligro con dos ocasiones de Asensio, una de un tiro lejano y otra, en el 80 con una falta que salió rozando el poste y otra de Joao que intentó un córner olímpico. Pero fue un espejismo porque en el min 89 una falta de entendimiento entre los centrales hizo que Eldin se plantara solo ante Cabrero y con una vaselina le batiera poniendo el dos a cero definitivo en el marcador.

Web Oficial RCD Mallorca

Leave a Comment

Website Protected by Spam Master