Share

A un pase de semis

Los especialistas de la canasta siempre ponen el acento en el tremendo poderío interior de España cuando analizan el epicentro de su fortaleza. Las prestaciones de los hermanos Gasol, Ibaka y Reyes son incuestionables. Luego, en un segundo plano, aparecen los aleros y los bases, quizá los más importantes dentro del engranaje de cualquier conjunto. Si ellos se constipan, sus equipos suelen estornudar.

Tal vez por eso España goza de tan buena salud. Ricky Rubio, Sergio Rodríguez y José Manuel Calderón, cada uno con sus virtudes y sus defectos, son los que están haciendo volar a España y los quedirigirán el asalto a los cuartos ante Francia (22.00 h).

Son tres bases de talla NBA, dos que aún juegan allí, Calde (Knicks) y Ricky (Wolves), y otro, Sergio Rodríguez, que estuvo cuatro temporadas.

Ricky asumió la titularidad desde el inicio del campeonato y está rayando a gran nivel. El Chacho le da relevos de calidad, aunque aún no haya encontrado su golpe de pedal, ese que encandila a todos los públicos del mundo. Y Calderón es una alternativa, pese a que el seleccionador esté tirando más de él como escolta. Admite que no es su posición favorita, pero va adaptándose a su nuevo rol. No le queda otra.

Una competencia feroz
Tener tres bases de esta categoría es a la vez un placer y una complicación para Orenga, que se ha decidido por Ricky como titular. “La suerte es que no tenemos a tres Rickys, tres Sergios o tres Calderones. Son distintos y eso nos permite jugar con uno u otro dependiendo del partido o de la situación”, asegura el seleccionador, que valora por igual a titulares y suplentes: “Aquí no hay suplentes porque los que se sientan en el banco tienen un nivel tan alto como los que están en pista”.

Los protagonistas también llevan con profesionalidad su situación, pero no les gustaría estar en el pellejo de Orenga: “La verdad es que es un problemón para el seleccionador, pero eso hará que demos lo mejor de nosotros mismos, y que tengamos que salir un poco de nuestra zona de confort”, confiesa Ricky Rubio. “Igual en nuestros equipos sí somos titulares o tenemos minutos estipulados y sabemos lo que vamos a jugar, pero en esta selección tienes la duda”.

Sergio Rodríguez está orgulloso de formar parte de esta tripleta de bases: “Tengo el privilegio de compartir puesto con dos bases de primera talla mundial. Estamos hablando de dos bases que son titulares en sus equipos de la NBA”, dice el tinerfeño.

Calderón, el más experto de los tres, lo lleva con profesionalidad: “Se lleva bien esa competencia, porque lo bueno que tenemos es que somos los tres totalmente diferentes. Eso es bueno para el equipo y nos intentaremos hacer a ello. Para uno habrá más minutos que para otro dependiendo de lo que se busque o de cómo vaya funcionando”.

Elogios a sus compañeros
Ricky Rubio y Sergio Rodríguez analizaron para MARCA cómo han visto a su competencia en la selección esta temporada. “José [Calderón] ha tenido una buena temporada en Dallas, donde ha sido el director general de base», explica Ricky. «Entraron en playoffs y han sido los únicos que han plantado cara a San Antonio. Es un logro para él y pare el equipo”.

Sus elogios van también para Sergio, con el que confiesa haber disfrutado mucho: “Me lo he pasado como un niño pequeño viéndole jugar esta temporada. He visto partidos suyos desde Estados Unidos que quería que no acabaran. El suyo es un juego que engancha al espectador y que hace disfrutar. Incluso al que no le gusta el baloncesto, ve un partido de Sergio y se queda a verlo. Es algo positivo para él y para el baloncesto”.

El Chacho devuelve los elogios a su compañero: “De Ricky destaco su frescura, su forma de entender el juego y su capacidad de cambiar los partidos por sí solo”.

También alaba el juego de su compañero Calderón: “De él me quedo con su potencia, su físico, su tiro y su gran capacidad para anotar”.

El dilema, en última instancia, es para Orenga. El seleccionador sigue un criterio claro para repartir los minutos: “Poniendo el corazón encima de la mesa y teniendo muy claro que lo que queremos de verdad es ganar el campeonato. Tendremos que ser generosos. El objetivo final es ganar y por el camino se reparten los minutos. Depende de lo que necesitemos y cómo juguemos”.

MARCA.com

Leave a Comment

Website Protected by Spam Master